Tonos de pelo

Existen 10 tonos de pelo básicos en la coloración que pueden matizarse con diferentes reflejos que debes conocer y que van a condicionar el resultado final de tu coloración.

Lo primero que debes saber es cuál es tu color de pelo de base y, por supuesto, entender qué significa el código numérico de los tintes. Lo segundo, es verificar si el color que deseas puedes conseguirlo en con un único tinte o de manera progresiva.

Para ayudarte, te hemos preparado la siguiente guía de coloración en la que te vamos a detallar los diferentes tonos de pelo y los reflejos que existen, que también son importantes para el resultado final.

¿Cómo funciona la numeración de los tintes?

La numeración de tintes de pelo es una manera de clasificar los diferentes colores de la coloración con base en los tonos de pelo básicos, los matices y los reflejos secundarios.

Entendiendo esto, la numeración de un tinte se organiza en torno a 3 cifras de la siguiente manera:

  • El primer dígito se refiere al tono de base.
  • El segundo dígito es el matiz que aporta.
  • El tercer dígito resulta el reflejo secundario que aplica.

Elegir el tinte correcto para tu cabello implica conocer en qué consiste exactamente cada uno de estos puntos que vamos a ir desarrollando seguidamente.

¿Qué son los tonos de pelo básicos de un tinte?

Los tonos de pelo básicos, que corresponden al primer número de un tinte, es el color de base de un tinte que advierte del grado de claridad de la mezcla.

Los tonos de pelo básicos responden a una nomenclatura universal traducida por una escala internacional que los clasifica del 1 al 10. En esa ordenación el 1 corresponde al tono más oscuro, el negro, y el 10 al más claro, esto es al rubio platino.

Concretamente, las correspondencias entre tonos de pelo y números son las siguientes:

Número Tono de pelo
1 Negro
2 Negro profundo
3 Castaño oscuro
4 Castaño
5 Castaño claro
6 Rubio oscuro
7 Rubio
8 Rubio claro
9 Rubio muy claro
10 Rubio extra claro, platino

¿Qué son los matices?

Los matices son los reflejos principales. Indican los tonos a los que las coloraciones tienden a evolucionar con el paso del tiempo, además de poder ser percibidos como reflejos si reciben la luz del sol.

Corresponden, como hemos avanzado, a la segunda cifra de la numeración de los tintes.

Como ocurre con los colores base, se organizan dentro de una escala, esta vez del 0 al 9 de la siguiente manera:

Número Matiz o reflejo principal
0 Sin matices
1 Ceniza
2 Irisado, perlado o nacarado
3 Dorado
4 Cobrizo
5 Caoba
6 Rojo
7 Cálido
8 Azul intenso
9 Violín o berenjena

En la guía de coloración de Naturtint verás que, según el tinte utilizamos letras para indicar los reflejos tras el primer dígito, que llamamos familias:

  1. N se trata de tintes con acabado natural, sin reflejos.
  2. A corresponde a reflejos ceniza.
  3. G hace referencia a matices dorados.
  4. C indica reflejos cobrizos.
  5. M vas a obtener matices caoba.
Qué son los matices

¿Qué son los matices secundarios?

Los matices secundarios, indicados en la tercera cifra de la numeración de tonos de pelo, sirven para equilibrar o intensificar el tono principal y el secundario.

Por ejemplo, si el segundo número y el tercero coinciden, están indicando un resultado de reflejos muy intensos.

Consejos esenciales para elegir el tinte adecuado para tu pelo

Ahora que ya sabes cuáles son los tonos básicos, los reflejos y en qué consiste la numeración de un tinte, apunta los siguientes 3 consejos esenciales a la hora de elegir el correcto.

Identifica tu color de base

Este primer paso es indispensable ya que va a determinar el resultado.

Ten presente que el color base hace referencia al color que tiene actualmente tu cabello natural o teñido.

No obstante, a la hora de elegir el color, esta condición también importa. Por ejemplo, si deseas oscurecer tu cabello natural puedes pasar de un tono de base 5 o 6 al 1 en todas las familias de reflejos.

No ocurre lo mismo con un cabello teñido que parte también del tono de base 5 o 6. Antes es recomendable que pases por la familia N, es decir, los tonos sin reflejos.

Define tu color objetivo

A la hora de elegir el color objetivo puedes encontrarte frente a 3 escenarios:

  1.  Mantener el mismo color. Si buscas un resultado muy natural que no suponga una ruptura con tu color actual, pero necesitas un cambio sutil, elige tu mismo color de base y juega con los reflejos compatibles con él.
  2. Aclarar tu color. La aclaración de tu cabello con un tinte solo puede llevarse a cabo de 2 tonos en 2 tonos como mucho, de acuerdo con tu color de base y teniendo en cuenta si es o no natural.
  3. Oscurecer tu color. Aquí ocurre lo mismo, es aconsejable no intentar oscurecer el cabello más de 2 tonos e igualmente considerar si tu pelo es natural o teñido, tal y como te hemos indicado en el punto anterior.

En cualquier caso, si buscas cubrir las canas, además de potenciar el color de tu melena, en Naturtint te proponemos una coloración permanente de 34 tonos sin amoniaco con un acabado muy natural que te brinda una cobertura total de tus cabellos blancos.

Además de una composición que protege tu cabello gracias a los aceites 100 % biobotánicos que contiene, viene acompañada de una mascarilla multicuidados con:

  • Quinoa para una mayor duración del color.
  • Manteca de karité para regenerar el pelo y reavivar su belleza.
  • Proteínas de baobab para fortalecer y revitalizar el cabello.

Opta siempre por el tono más claro

Este último consejo también es importante, si dudas entre un color u otro, opta siempre por el más claro.

Ni qué decir tiene que resulta necesario seguir las recomendaciones del fabricante del producto que suele indicar el resultado esperado según una determinada base.

También puedes utilizar simuladores desarrollados por profesionales del sector para que puedas realizar una primera valoración de tu cambio. Eso sí, piensa que son orientativos porque según la base de cabello, el tono puede variar.

Entradas recomendadas